11.1.12

Mester de Juglaría y Mester de Clerecía: Diferencias y semejanzas.


Estas dos escuelas tienen muchas diferencias entre sí, pero también comparten muchas, aunque menos similitudes. Las diferencias son: 
El mester de juglaría es el ''oficio de los juglares'' mientras que el mester de clerecía era el ''oficio de los clérigos''. Las obras de los juglares eran transmitidas oralmente, y las de los clérigos eran escritas por ellos, lo que permitía que se conservaran, aunque a veces estas eran recitadas en las iglesias, monasterios.. para hacerlas llegar al pueblo. Estas obras, al ser escritas por los clérigos  no han sido perdidas, mientras que las del mester de juglaría no han podido llegarnos a nosotros, excepto alguna excepción. Los juglares reciban sus obras que eran de métrica irregular y rima asonante en sus versos, y utilizan como estrofa la tirada épica, al contrario que las del mester de clerecía, que tenían métrica regular, rima consonante y versos alejandrinos, su estrofa era la cuaderna vía o tetastrofa monorrima, y así se podía ver que sus obras eran más elaboradas que era lo que querían hacer ver los clérigos, demostrar que no eran iguales que los juglares. El mester de juglaría nace en los siglo XI-XII, y el de clerecía en el XIII. Los temas de las obras de los juglares eran canciones, chistes, e historia de la Reconquista como los cantares de gesta, mientras que los temas de las obras de los clérigos eran temas eruditos, cultos, centrados en la religión; clásicos, ya que extraían escritos de culturas occidentales y los adaptaban a la mentalidad cristiana, con ideas caballerescas y religiosas, eran los llamados acronismos. También temas épicos y religiosos como las hagiografías y temas marianos. La intención de los juglares era entretener al publico, osea lúdica, también noticiera y en cambio la de los clérigos era didáctica. Las obras del mester de jugaría tenían un carácter popular tradicional y estaban condicionadas por la oralidad, y las de clarecía un carácter culto, no condicionadas por la oralidad. En cuanto al estilo, el mester de juglaría tenían un estilo sencillo, popular, claro, a veces descuidado y utilizaba recursos de repetición, mientras que el de clerecía tenía un estilo culto, utilizaba cultismos léxicos y sintácticos y una escritura cuidada y elaborada con muchos recursos estilísticos complejos. Los juglares utilizaban la lengua romance para llegar al público, y los clérigos el latín, visto como una lengua culta, aunque esto experimentó cambios después. 
Las semejanzas entre estas dos escuelas son:
Tanto el mester de juglaría como el de clerecía dirigían sus obras al pueblo llano, y estas solían ser la mayoría narrativa en verso. Los versos de estas estaban divididos en hemistiquios separados por una cesura. Ambos daban mucha importancia a la religión y al caballerismo. Eran recitadas frente al público, aunque los juglares lo hacían en las plazas públicas y los clérigos en los monasterios e iglesias. Ambas escuelas tuvieron su periodo de esplendor en el siglo XIII. Al igual que el mester de juglaría, el mester de clerecía llegó a utilizar elementos del lenguaje popular, coloquial o campesino porque sus obras van dirigidas a los campesinos y pretendían que los entendieran con claridad. Los clérigos empezaron a escribir en latín pero después hicieron obras en lengua romance por la misma razón que antes, porque iban dirigidas al pueblo para influir en él.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada